SUPERMAN / WONDER WOMAN: SACRIFICIO.

Superman Wonder Woman Sacrificio
Tomo que contiene los siguientes números USA: Superman 218 y 219, Action Comics 829, Adventures of Superman 642, Wonder Woman 219 y 220, Adventures of Superman 643 y Superman 220. La saga "Sacrificio" propiamente dicha ocupa cuatro capítulos, siguiendo el orden mencionado, entre Superman 218 y Wonder Woman 219.

Se trata, como se indica en la portada, de una de las historias previas a uno de los megaeventos que más ha dado que hablar estos últimos tiempos en DC, Crisis Infinita. Concretamente, incluye el crossover entre las diferentes series del Hombre de Acero y la de Wonder Woman -la historia que da título al tomo-, además de una historia previa que prepara los acontecimientos y de tres historietas posteriores que exploran algunas consecuencias de lo ocurrido. Para complicar un poco más el conjunto, los acontecimientos van más o menos en paralelo a otras historias, especialmente El proyecto OMAC, y el final de la historia está claramente truncado; continúa, como no podía ser de otro modo, en Crisis Infinita y en las series regulares de los personajes implicados (además de a Clark y Diana, lo que ocurre también afecta en cierto modo a Batman y, muy especialmente, a la JLA).

Este tomo contiene, como se ha indicado, dos números de la serie regular de la amazona... que Planeta se saltó de la serie regular en grapa que estaba editándose en aquel momento. Ya se ha discutido bastante por la blogosfera sobre la molestia que causan ciertas decisiones editoriales, y desde luego no es lo mismo gastar 3,5 euros para leer dos números de una serie regular que se está editando desde hace más de un año, que desembolsar 12,95 y tener que colocar un tomo con una cabecera ajena entre las grapas de la misma. Podría haber sido todavía peor, y haber incluido el 220 USA en este recopilatorio y el 219 en el del Proyecto OMAC, tal y como se anunciaban los contenidos en la web de Planeta. No era la primera vez que ocurría algo parecido y tres números se saltó la editorial en su edición de la excelentísima etapa de la Catwoman de Ed Brubaker... incluyéndolos en los tomos de Juegos de guerra de Batman. Un gasto a todas luces ridículo si sólo te interesan, como es mi caso, tres episodios... En el caso de Wonder Woman, lo que ocurre en los dos episodios que contiene este Sacrificio es, probablemente, lo más importante desde que comenzara la etapa de Greg Rucka, con lo que la compra del volumen era prácticamente obligada para las que, como yo, somos fans incondicionales de la amazona.

La saga peca, en mi opinión, de algo típico en un crossover de estas características: demasiados autores, demasiada sujeción al hilo de los acontecimientos. La historia me parece en conjunto algo mediocre, con momentos algo más destacables -la lucha de Superman y Wonder Woman, por ejemplo- y otros innecesarios que sólo sirven para alargar la historia. Lo fundamental, la decisión que toma Diana en un momento crucial, es hasta cierto punto coherente con el personaje y las circunstancias... lo que ocurre, y esto se nota perfectamente en el 220 USA de la serie de la amazona, es que Rucka parece haber hecho un gran esfuerzo por conseguir que Diana resulte un personaje francamente antipático, y lo que termina haciendo y, sobre todo, sus posteriores reacciones me parecen entre lamentables e insufribles. Si yo que, como decía, soy una incondicional, apenas puedo tragar con lo ocurrido, ¿qué opinarán de Diana aquellos que no sientan una especial estima por el personaje?

Un tema aparte es el "realismo" que parece haberse puesto de moda en el Universo DC después de Crisis de Identidad. Las ambigüedades morales de los antaño superhéroes, la violencia que ahora sí causa víctimas -un órdago en las Crisis Infinitas, tebeo no apto para estómagos sensibles-, el malrollismo y la "oscuridad" campan a sus anchas, afectando incluso a personajes como los del tebeo que comentaba que, por su condición icónica y su larga tradición, casi siempre se habían salvado de esta tendencia. No es exactamente igual que en los noventa, en eso estoy de acuerdo con los que están encantados con este cambio de rumbo, pero confieso igualmente que ver a Superboy o al Superman original metidos en la trama de muerte y destrucción de Crisis Infinita, las muertes de personajes, violaciones, lavados de cerebro y demás que han sido la tónica desde la mencionada Crisis de identidad me supera.

De todos modos, la saga de este tomo no deja de resultarme entretenida, algo irregular, como decía, pero con momentos interesantes y, en general, de lectura aceptable. El baile de dibujantes, sin embargo, no ayuda a darle coherencia al conjunto, aunque hay que reconocerle el mérito a los guionistas -y editores- de haber realizado una buena coordinación, y todas las piezas de la historia, si otra cosa no, encajan.

En resumen, un tebeo que probablemente no pase a la historia de la excelencia superheroica, pero mínimamente digerible sí que me ha parecido. Eso sí, mi amazona predilecta sigue sin tener excesiva suerte a la hora de encontrar a alguien que cuente sus historias de forma memorable. No consuela ver que Superman tampoco tiene demasiada suerte en esto, al menos en los números de este tomo. Con todo, una historia que marca un punto de inflexión en el personaje, polémica incluída, y cuyas consecuencias han traído cola en el devenir subsiguiente de Diana Prince. Suerte que el mito está por encima de los autores que lo escriben, y que sobrevivirá a este penoso intento de convertirla en una asesina a sangre fría que antepone el fin a los medios...

1 comentario:

El profesor Gafapasta dijo...

Estupenda iniciativa. Yo también soy fan de Wondy. ¡Que no decaiga!

Un saludote.